[HowTo] Como organizar tu colección de música (parte 2)

 

Otro título sugerido: Acomodá toda tu música como un verdadero nerd.

Esto viene de la parte uno: [HowTo] Como organizar tu colección de música, que no hace falta que vayas a leer específicamente por que no te perdés de nada en particular pero te va a ayudar a entender de que estoy hablando.

Lo que sigue es la parte técnica, como hacer de eso que vos llamás una colección de música pero que a los ojos del fanático meticuloso no es mas que una pila de mierda desordenada, un lugar habitable.

 

Beets, en todo su esplendor, reorganizando mi música.

Beets, en todo su esplendor, reorganizando mi música.

Dedos a la obra: Acomodando automáticamente tu música.

Lo que te voy a explicar seguramente sea una de las tantísimas formas distintas de llegar al mismo resultado: Usar un acomodador automático de música.

En este caso en particular, y que es el único método que conozco, voy a explicarte como acomodar toda tu música coherentemente, desde la consola de comandos de Linux, de forma totalmente automatizada –o casi, del tiempo que le quieras dedicar dependerá-, usando Beets.

Beets es un script hecho en Python bastante inteligente. Lo suficiente como para identificar tu música por sus ID3 tags, por su longitud si el ID3 fallara, por el nombre del archivo y del directorio que lo contiene en última instancia, y si todo lo anterior fallara, usando acoustinc fingerprinting como hacen Shazam o TrackID por ejemplo (por medio de un plug-in que se instala muy fácilmente y se conecta a la base de datos de LastFM, pero que no llegué a utilizar por que no me hizo falta).

 Una vez que Beets recopiló toda la información pertinente del archivo .mp3 con el que esté lidiando, se conecta a MusicBrainz e identifica, actualiza, corrige y acomoda como le hubieras indicado:

  • El nombre del artista.
  • Todas las canciones de un mismo artista en el mismo directorio.
  • El nombre del álbum.
  • Todas las canciones de un mismo álbum en el mismo directorio.
  • El nombre de la canción.
  • Todos los tags ID3 que no coincidieran o faltaran.

¿No es maravilloso?

No, no lo es tanto. MusicBrainz es una base de datos de música abierta al público en general, esto es: Cualquiera puede editar, corregir o hacer modificaciones. Así es como vas a encontrar que esa canción de esa bandita under que nada mas conocés vosy todos tus amigos que como vos van al mismo bar-, no va a estar en MusicBrainz. Pero, tratándose de una base de datos abierta, todo lo que tenés que hacer es cargar a tu bandita under preferida en MusicBrainz y volver a ejecutar Beets.

Ahora si, ¿No es maravilloso?

 

Como se instala:

Beets, al igual que otros scripts programados en Python, es accesible desde pip, este pip, si no te suena, es como un gestor de paquetes, el apt de los Debian o el yum de los Fedoras, por ejemplo, pero para scripts Python. Te recomiendo que uses pip para instalar Beets así te olvidás de los problemas de dependencias o versiones de Python incompatibles.

 

1 -Tirando de tu gestor de paquetes, instalar pip:

apt-get install python-pip

2 – Tirando de pip, instalar Beets:

pip install beets

 

Como se usa:

Beets puede operar de dos formas principalmente:

  • Por canción (si se le pasa el switch “-s” al comando).
  • Por álbum (esta es la opción por defecto).

Y además de lo anterior puede ordenar tus archivos de música:

  • En el mismo lugar en donde estén actualmente  (si se le pasa el switch “-C” al comando).
  • Creando una colección de música nueva en otra ubicación donde le indiques (opción por defecto).

 

Lo mas lógico y es por eso que es el comportamiento por defecto, es interpretar que toda esa mugre y desorden que llamás “tu música” la vas a copiar a otro lugar nuevo, toda ordenadita y creando un subdirectorio nuevo por cada álbum de cada artista, conteniendo las canciones que correspondan.

Todo esto, beets lo hace solo y lo único que necesita saber, es en que parte de tu disco rígido hay la suficiente cantidad de espacio para alojar tu actual colección de música pero esta vez bien ordenada –eliminando archivos duplicados en el proceso, si los hubiera-.

Si no disponés del espacio libre, siempre podés ejecutar beet -C  como expliqué mas arriba, para que haga todo lo que tiene que hacer en el lugar, sin duplicar la información.

Toda esa información, Beets la obtiene del archivo .beetsconfig, que tenés que crear en /home/tu_usuario o en /root/ si vas por la vida como root por que te gusta vivir al límite, siguiendo esta sintaxis:

[beets]
directory: /<path_donde_hacer_una_copia_de_tu_musica>/ordenada
library: /<path_donde_guardar_la_base_de_datos>/db.blb

 

Listo, Beets ya sabe en donde querés meter tu música ordenada. Ahora falta ejecutarlo por primera vez  indicándole dónde está la música que querés ordenar a la nueva ubicación, y acá tenés dos opciones:

  1. Armarte de paciencia para acomodar a mano uno por uno cada uno de los álbums y canciones que beets no pueda reconocer con absoluta certeza.
  2. Ejecutarlos dos –o tres, dependiendo de cuantas ganas tengas de dedicarle al asunto– veces consecutivas sobre la pila de música desordenada y esta es la opción mas conveniente si andás medio escaso de tiempo.

Así que suponiendo que toda tu musica desordenada la tenés en /mnt/musica, por ejemplo, estas son tus dos opciones:

 

1 – Paciéntemente, responderle a beets cuando no sepa como proceder:

Este es el comportamiento por defecto de beets. Intentará identificar con el mayor grado de exactitud posible cuál es la canción y a que álbum pertenece y cuando no sepa con certeza como proceder te ofrecerá alternativas bastante descriptivas. El comando es tan simple como:

beet import /mnt/musica

 

2 – Dejar que haga lo suyo automágicamente, haciendo dos pasadas en modo automático y una tercera en modo manual si tenés tiempo:

Pasada 1: Acomodando toda la música por Artista / Album / Canción sin preguntar nada, ni copiar todo lo que no haya podido ser identificado con certeza:

beet import -q /mnt/musica

Cuando este proceso haya terminado, todos los archivos que no se hubieran podido identificar, seguirán estando del lado desordenado y tus opciones son, procesarlos como si fueran canciones sueltas que no pertenecen a ningún álbum de los identificados previamente o pasar directamente al paso 3, para terminar de acomodar todo manualmente.

Antes de decidir por cual de las dos opciones te vas a decantar, puede que te interese mirar que hay en /<path_donde_hacer_una_copia_de_tu_musica>/ordenada después de que Beets hizo su trabajo.

 

Pasada 2: Presuponer que todos los archivos que no se pudieron identificar, no pertenecen al mismo álbum:

beet import -qs /mnt/musica

Concluída esta parte del proceso, todos los archivos sueltos que beets encontró y pudo identificar con certeza pero no tenían album propio, los vas a encontrar muy bien ordenados dentro de /<path_donde_hacer_una_copia_de_tu_musica>/ordenada/non-album/

 

Pasada 3: Igual que en el paso 1, armarse de paciencia para ordenar a mano los restantes archivos si los hubiera:

beet import /mnt/musica

 

Ante cualquier duda, siempre podés recurrir a la documentación oficial del auto-tagger de Beetsen inglés-, donde explican que pasa cuando le respondés la tal o cual cosa al script.

 

Que te sea leve. Si lo probaste, contáme como te fué y en la próxima entrega: Las carátulas de los discos.

Maldito Nerd

Informático por elección, linuxero por convicción, viejo y choto por que no queda otra, el tiempo pasa. Escribo sobre lo que mas me gusta: La música y las computadoras.

More Posts - Website - Twitter - Facebook - Google Plus

7 comentarios

  1. mis 20 gb de musica te agradeceran tu tiempo en la proxima entrega, porque estan en “nueva carpeta”, “nueva carpeta 2”, “mas musica”, “otro musica”, “carpeta sin titulo”, “1”, “2”, etc, etc.

  2. Hola Maldito Nerd!
    😀 Muchas gracias por este post!
    En unas dos semanas más cuando salga de vacaciones me compraré un disco nuevo sólo para guardar mi “nueva” colección de música… Ya que con los años no sé lo que he ordenado/copiado de más o de menos… (y hoy llegan a ser 99,7GB)
    Oye, aprovechando el tema, no te molestan los nuevos escuchadores de música que usan servicios como spotify? pagan mensualmente y tienen toda la música del mundo… A mí me molestan porque en cierta parte me hacen sentir obsoleta por tener la música en mi disco, y no soy obsoleta!
    Es como que me siento dueña de mi música y eso es del pasado jajajaja
    Además me hacen desear que algún día Internet deje de estar (toco madera) y ahí yo pueda poner MI música a todo chancho y que sea lo único que el mundo pueda escuchar 😀
    Bueno, muchos saludos y estamos en contacto! 🙂

    1. Si hablamos de improbabilidades:

      El día que no haya mas internet… Será por que tampoco haya energía eléctrica. Buena suerte poniendo alguno de tus discos si llegara ese día.

      Por suerte y como seguramente sabrás, siempre podés desarmar cualquier cosa que haya tenido motor, adosarle unas aspas, un capacitor, un puente de diodos, esperar que haya viento y recargar tu mp3 player. (Al menos ese es mi plan para cuando llegue el apocalipsis, un machete, una escopeta recortada de dos caños y un motorcito hackeado para poder seguir escuchando música). 😀

      Y con respecto a spotify y demases, no, no me molestan por que tengo mi Subsonic para eso (que pagué, por cierto, pero por que quise colaborar con el proyecto). Para mí, la música que guardo es tan importante, que la tengo en un RAID 1, imaginate.

      ¡Saludos!

  3. Cuando crucé la delgada linea de los 500GB de música le di un poco de tiempo a reorganizar.
    No conocía beets, pero MusicBrainz ayuda MUCHO con los tags, perdonandole algunas derrapadas en cuanto a los nombres de albumes.

    (Antes que preguntes, sí, tengo hasta la discografía completa de EL SIMBOLO y muchas otras bandas que probablemente nunca vaya a escuchar)

    1. En tu defensa, tengo que decir que te envidio y no me molestaría presumir de tener la discografía completa de El Símbolo aun que probablemente solo escucharía aquel que decía “Yo te digo todo va a estar bien, no te preocupes mas…” 😀

      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *