[Un cacho de catarsis] Que bueno que puse un blog.

Otro título sugerido: En caso de quieras escribir un blog, este sería el prefacio del pequeño manual no ilustrado.
Otro mas: Carta abierta a vos, que pusiste tu blog en stand-by.

No se que está pasando últimamente en la blogósfera y me gustaría atribuírselo a la mala casualidad: Muchos de los mejores blogs que leía y que me voy a abstener de nombrar, cuando no es por hache es por bé, pero están “en stand-by” o “de parón”, ausentes siempre con aviso. Muchos otros directamente “abandonados para siempre” previa despedida emotiva y lágrima virtual y los que no, simplemente abandonados a su suerte, con un artículo nuevo cada seis meses.

Entiendo que el tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos, con lo viejo viene la responsabilidad y cada año la cantidad de responsabilidades nuevas es inversamente proporcional a la cantidad de tiempo libre pero supo haber grandes divulgadores, grandes pensadores, grandes escritores, que tiraron la toalla así, sin mas. Los mas corteses avisando en el título de su último post “Bueno muchachos, hasta acá llegué, vayansé a cagar los de Google, no se puede viivr de esto”.

Menos mal que puse un blog, por que de escritor me cagaba de hambre.

Menos mal que puse un blog, por que de escritor me cagaba de hambre.

¿Y toda la pasión que le pusieron durante años? Nunca voy a creer que tanta pila haya sido únicamente persiguiendo un rédito económico.

Lo bueno de tener un blog es que te convierte automáticamente en un perfecto imbécil, un ignorante.

Yo mismo me he encontrado -y en mas de una oportunidad-, leyendo un blog cualquiera sobre un tema al azar que por casualidad domino a la perfección y ha sido mas fuerte que yo: Tuve que dejar un comentario que deje bien en claro que el artículo sería mucho mejor si incluyera mi granito de arena. Dependiendo de si ese día me cagó una golondrina en el hombro, puede que además me asegure de dejar en ridículo al autor del post dentro de lo que un escueto comentario permite.

Y eso, ahí donde lo leen, –y pueden llamarme masoquista si quieren– es lo mejor que tiene esto de tener un blog.

Es lo que hace que te vuelvan las ganas de sentarte en la silla cada tanto, crujir los nudillos, desvariar 30 segundos y sea lo que sea que salga, si tuviste una de esas bofetadas de inspiración, tipearla de corrido, releerla no mas de una vez, ponerle una fotito cualquiera como la que tengo que poner a continuación por obligación autoimpuesta (y que todavía ni decidí de que se va a tratar), seleccionar una categoría descriptiva o inventar una nueva, hacer click en “ya está, que se lo lleve puta” y sentarse a esperar lo peor.

Es que no importa sobre que tema hayas escrito, siempre habrá alguien que sabe mas que vos y se encargará de hacertelo saber contundentemente para que no te quepa la menor duda.

Si un día escribo un artículo que diga:

“Que calor que hace, ¿no?”

Seguro que entre los comentarios alguno vendrá a decirme:

– No seas idiota, no hace calor. Si fueras un poco mas literado sabrías que lo que hay no es calor si no una marcada sensación térmica producto de la elevada humedad relativa ambiente y baja presión atomesférica. Con semjante punto de rocío, ¿que esperabas?. Además tu apreciación es muy subjetiva por que imaginate que que en tu latitud la temperatura ambiente sea lo suficientemente alta con respecto a tu temperatura corporal como para ponerte incómodo no quiere decir que en este preciso instante en Islandia ocurra lo mismo así que tu artículo debería especificar además coordenadas geográficas puntuales.

La primera reacción durante el medio segundo que sigue es siempre la misma:

– Me cago en la puta madre que te remil parió, forro de mierda.

Medio segundo mas tarde se me pasa y ya con la autoestima al nivel del mar me viene esa sensación de vergüenza, de haberla cagado públicamente, como cuando me equivoqué en el versito durante un acto público en la escuela primaria, me quedé sin nafta en la esquina mas concurrida un sábado a la noche o me chocó la puerta automática de vidrio del McDonald´s.

“Debería haber googleado un poco antes de sentarme a escribir”

O mejor: “Nunca debería haberme sentado a escribir”.

30 segundos mas tarde estoy googleando a ver que carajo es eso del punto de rocío y dos minutos y medio mas tarde aprendí una cosa nueva y eso me vuelve un nerd mejor.  Esto de escribir un blog, tiene rivetes de lo mas inusitados.

Gracias a todos ustedes, los que de a ratos me putean y de a ratos me apañan es que acá estoy de nuevo escribiendo, que aprendí mil cosas nuevas y que descubrí muchas de las joyitas que hoy uso de manera habitual.

Y creo que no es casualidad: Buen feed-back, una súper-autoestima y un toque de masoquismo, los ingredientes primordiales de todos los blogs que terminan en mi feed reader.

¿Tenés un blog propio?

Entonces corregime si me equivoqué en algo hasta ahora.

¿Planeabas algún día empezar a escribir un blog?

Vas a conocer un montón de gente nueva pero puede que nunca en persona. Vas a hacerte de muchos contactos interesantes dentro del mundillo del tema de tu interés, vas a dejar una marquita –indeleble, si, apenas un rasponcito de mierda, pero tu marca al fin– en el mundo virtual, se te va a hacer una especie de mini-vicio y con un poco de suerte tal vez juntes unas moneditas como para que el hosting y el .com se paguen solos sin que tengas que sacar de tu bolsillo, pero hacete a la idea:

Te van a cagar a palos, artículo tras artículo, y con renovados bríos.

Si tuviste la buena fortuna además de hacer de tu lugarcito en el mundo virtual un espacio abierto al debate, no solo que te van a cagar a palos, te van a ofender a vos, a tu madre y a la lora de no se quién. Te vas a cruzar con delirantes, con funestos, con meros personajes y con excelentísimas personas.

Y habrá valido la pena. La habrás pasado bien, te habrás vuelto un/una mejor [–pegá acá la temática de tu interés-] y todo en el mismo combo, te vas a haber divertido, mejorado tu ortografía, gramática y semántica, y casi que gratis. Según dicen los que saben, todo lo anterior en detrimento de tu sex appeal, eso si. Yo ni sé que es eso. Nunca tuve.

En los tiempos que corren, ¿Vale cambiar lo de “escribir un libro” por “escribir un blog”?

En ese caso, creo que solo me falta plantar el árbol, y si todavía no te convencí, te dejo con este artículo en el blog de Gabolonte, que me sirvió de inspiración para escribir todo lo que acabás de leer:

Internet vs. el poder de la narrativa, que también podés leer original en inglés acá.

Si todavía tenés 5 minutos de tu vida, no dejes de leerlo y si algún día ponés vos también un blog online por mi culpa, no dejes de avisarme, que con lo que saco de adsense te invito un café y nos palmeamos la espalda mutuamente con aflicción. Mientras tanto, antes de que me critiques otro poco con tu comentario te aviso: Todos los errores que cometí durante la redacción fueron adrede exclusivamente para ver si sos capaz de detectarlos.

Empezar a escribir un blog debe haber sido una de las pocas decisiones acertadas que tomé en mi vida.

Maldito Nerd

Informático por elección, linuxero por convicción, viejo y choto por que no queda otra, el tiempo pasa. Escribo sobre lo que mas me gusta: La música y las computadoras.

More Posts - Website - Twitter - Facebook - Google Plus

19 comentarios

    1. Lavate la boca antes de hablar de mi-ídolo-personal-Arjona, ¿eh?

      Un groso el Ricardo, cuando ya nadie lo escuchaba mas, aparece con esta minita a la que no conoce nadie y se salvan las papas mutuamente.

      ¡Saludos!

  1. Tuve q leerlo de nuevo para encontrar al menos un error y poder morir en paz, encontré los siguientes: en el 2° párrafo al final pones vayansé y es váyanse, después en ese mismo párrafo pones viivr en vez de vivir, en la descripción de la imagen pones por que pero debería ser porque junto pues no es pregunta. Bueno dejo los otros errores para los demás porque no quiero ser egoísta.
    Y con respecto al tema de este articulo yo suponía que lo mejor que tiene eso de tener un blog es poderse preparar así http://bit.ly/JEhdq2 cada que vas a redactar un artículo.

  2. Es lo que tiene saber de antemano que el redactor tiene buena ortografía, en mi lectura no encontré ningún error y me dio pereza una segunda lectura so pretexto de buscar errores.

  3. Me encantó (las malas lenguas dirán que lo digo porque me linkeaste, por lo cual además te agradezco). No puedo evitar sentirme identificado en prácticamente todo, y más que nada darme por aludido cuando hablás de los blogs en standby.
    Igual para contradecirte un poco (que es lo que estabas pidiendo 😛 ) te cuento que yo tengo una idea ligeramente distinta del por qué de tantos blogs en coma o muertos: Pienso que por el contrario, los únicos blogs que siguen funcionando son aquellos cuyos dueños, con más o menos pasión que tengan por él, están atrás de la guita. Eso, y una ambición por la moneda mayor que la de otros, es lo que pienso que los tiene con el ogt atornillado a la silla día tras día; en pocas palabras encontraron un trabajo. Los demás, los que sólo lo empezaron para divertirse, o por pura pasión, tal vez en algún momento la perdieron a favor de otra nueva, se decepcionaron por comentarios negativos como los que mencionás u otros motivos, y/o tuvieron que volver a la realidad porque contrario al mito popular tienen una vida con familias, hijos, padres con demencia cenil, y unos cuantos etc. En mi caso, un poco de todo eso, principalmente lo último.
    Pero me resisto a cerrar mi mugroso weblog. Así tenga que ser en un domingo a la madrugada restándole unas horas al ya poco tiempo disponible para dormir, necesito mantenerlo vivo. Hasta ahora no lo logro demasiado, pero con al menos lograr un post por semana ya me siento mejor. Y tal vez algún día tenga más ganas y tiempo y pueda aumentar la frecuencia, mientras tanto sigue transcurriendo, o transcurrando. Y quién me quita lo bailado, con excepción de un golpe en la cabeza que me traiga amnesia? En pocas palabras, antes que cerrar Geekotic hago la gran Jay and Silent Bob y me voy casa por casa a cagar a trompadas a todos los que me dejaron comentarios trollescos 😉
    Por cierto, de lo poco que leo a veces te leo, y por algo es, seguí así.

    1. ¿Tu Blog transcurra? Que bien, ¿Cuál es la receta?.

      Por lo demás, nunca vi un peso directamente -si me ha generado mucho rédito indirectamente- ni escribo con la idea de que alguna vez eso vaya a cambiar. Si se dá bien y si no también. Me trae sin cuidado. Lo mismo que cualquier comentario mala leche que venga. Me sirve para que google me indexe y si alguien busca “linux” “tcp/ip” y “pelotudo de mierda” aparezca yo también entre los resultados así que como dice el dicho “Que te amen o que te odien, lo importante es no pasar desapercibido”.

      ¡Saludos!

  4. Mira creo que tenes toda la razón, para mi hubiera sido de “nafta super” el hecho de aunque sea una persona, o maquina con inteligencia artificial, me hubiera dejado un comentario (diciendo que le gustó, que no le gusto, que soy un nabo o lo que sea)… eso hizo que por allá en 2005 dejara mi blog que no era “aaaahhhhh que blog la puta madre” pero me hacia sentir bien despacharme de cosas graciosas, música y flasheadas de adolescente adolescente.
    Cada vez que leo un blog muy interesante me da esa necesidad de comentar, por que si!, me hubiera encantado que comenten el mio, digo… no para que me vuelva en un futuro cuando tenga el mio, es por que también veo y sé el esfuerzo o el rato que conlleva hacer un post y uno consciente/inconscientemente espera una devolución de alguien que de vueltas por él.
    Gracias por hacerme replantear de la importancia de los blogs! (=

  5. Saludos “amigo”… De vez en cuando visito a los que se han dignado a dejar su comentario en mi blog.

    Tengo un blog y alguna vez he sentido la tentación de abandonar, los motivos… varios, pero al final decido seguir, es lo que me gusta y me esfuerzo en mantener un nivel “aceptable”.

    Sobre los que entran a “joderme” sin aportar soluciones… simple y llanamente los marco y elimino su comentario.

    En mi blog no hay moderación de comentarios, es libre, pero todo tiene un limite.

    Saludos.

    1. Nunca, pero lo que se dice nunca, eliminé un comentario de mi blog que no hubiera sido spam. Acá no hay moderación ni límites.
      Si yo puedo decir lo que se me cante el culo, quien me lea no veo por que no puede disponer del mismo derecho.

      ¡Saludos!

  6. Hola nuevamente!
    La verdad es que no sé por qué todo lo escrito está muriendo… pero personalmente creo que es principalmente porque la gente está dejando de leer, y lo digo con mucha pena. La señal más clara de esto es la horrible ortografía que se ve por ahí. Nadie lee muchas noticias, o muchas cosas por iniciativa propia, sino mas bien porque se debió leer o por necesidad a aprender algo, pero lectura por placer no la veo muz a menudo. No sé si esté bien o mal, quizás es simplemente nuestra evolución; si en algún momento inventamos la escritura persiguiendo alguna trascendencia, quizás ya la estamos dejando de necesitar, nos da lo mismo si nuestra existencia será recordada o no. Y creo que hasta acá no más me alcanzó la inspiración. Nada más que decirte, sólo que eres muy valiente por escribir lo que de alguna manera sientes, no todos tenemos las agallas. 😉
    Saludos!

    1. La diferencia es que antes el que no era parte de la élite no escribía. Ahora todos podemos tener un blog, dejar comentarios e ir a la escuela, y por eso la mala ortografía se ve por todos lados. Antes la gente que no tenía buena ortografía no podía publicar las ideas que ahora puede difundir con tres clicks. La gente no está dejando de leer, más bien todo lo contrario. No sólo lee mucho, MUCHO más que en el siglo XIX (fijate en las tazas de alfabetización) si no que también escribe, compone, produce, inventa, crea. Es un paso adelante incluso mayor que la invención de la imprenta: estamos progresando a un futuro en el que todas las ideas reciben un trato igualitario, y el filtro lo forma cada uno. Blogs como éste o comentarios como el tuyo demuestran que la creatividad y la inteligencia están lejos de extinguirse, si no más bien que la blogósfera está volviendo al equilibro después del “boom” que tuvo hace cinco años. Está madurando, y lo mejor está por venir.

      PD: Mi comentario anterior grita auxilio desde lo profundo las entrañas de Akismet. Sálvalo Señor.

  7. Simplemente genial. No solo por lo comprendido que me siento sino por los códigos que se sostienen y se defienden desde la práctica, como la posibilidad de observar el proceso creativo a través de los links a las propias fuentes de inspiración, observar como cada uno va retomando el tema y enriqueciéndolo con sus puntos de vista, apreciar que somos tantos vibrando con los mismos temas, y todo gracias a esta bendita posibilidad de webear. Como decía Saramago “El blog va iluminando el camino al autor, es esa su virtud”. Definitivamente, es todo lo que que impulsa mi pequeño espacio virtual.
    Gracias por esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *