Nadie. No se salva nadie…

Ni las mujeres se salvan de la primera ley de la termodinámica:

Los años que una mujer se resta no se pierden si no que se le suman a alguna amiga cercana.

Visto por ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.