Futuro: como me cagaste.

Otro título sugerido: suerte que soy pobre y me traslado usando el transporte público de pasajeros.

 

Prefacio: Desde hace aproximadamente cinco años viajo en trenes subterráneos prácticamente todos los días.

Con estos trenes me está pasando una cosa curiosa: Ese espacio de sumisión del pensamiento, ese momento de introspección que siempre supe tener mientras me duchaba y del cual provienen una buena parte de los posts que alguna vez escribí en este blog y otra buena parte de las “Buenas” ideas que alguna vez tuve –si es que existió tal cosa alguna vez, lo cual está siendo puesto en duda con cada vez mas frecuencia-, ha sido reemplazado por esa media hora durante la cual voy medio colgado/medio parado, sumido en una especie de sopor durante el cual es imposible definir si estoy cien por ciento despierto o dormido, sino más bien un punto medio del cual es muy fácil que me despierte y es aún más fácil que me quedé dormido por completo. Sobre todo si justo tuve la buena fortuna de viajar sentado.

Hoy, sumido en este sopor de mierda que describía más arriba mientras volvía casa sentado en el tren, divagando las cosas más inverosímiles (como siempre), me di cuenta o más bien debería decir me sacudió como un patadón en el medio del pecho:

 

Estamos en el año 2016 y todavía las computadoras no se entienden ni nos entienden.

 

Estamos en el año 2016 Y todavía es imposible darle órdenes utilizando un lenguaje natural para los humanos a una computadora. Estamos en el año 2016 y si bien Siri se asemeja bastante hasta cierto punto a una película de ciencia-ficción, no deja de ser una mierda, que sospecho además, me odia.

 

SI no sabés que es esto, me veré en la obligación de cagarte a piñas.

SI no sabés que es esto, me veré en la obligación de cagarte a piñas.

 

Estamos en el año 2016 y todavía es necesario aprenderse comandos trípticos de la muerte, imposibles de memorizar a la primera porque no le podemos hablar de manera natural a las computadoras.

Desde que tengo memoria hasta esta parte, en todo el libro o película calificada como “futurista” siempre hay una computadora a la cual los humanos comandan utilizando simplemente órdenes de voz que la computadora interpreta a la perfección..
Y eso donde mierda está? Cuando carajo? Porque vamos! Voy a pecar de insistente pero estamos en el 2016!.

 

Futuro: me re cagaste. Maldito mentiroso. 

 

Cómo puede ser que todavía tengamos que -por ejemplo-, memorizar un comando conformado por seis palabras distintas para desactivar el firewalling de Windows y no existe la posibilidad de simplemente decirle:

 

“che, Cortana: habilita el ping para la placa de red”

 

Como es que no le puedo hablar a mi computadora y decirle: reiniciate dentro de 15 minutos y cuando hayas vuelto ejecutá esto y esto otro?

Como es que para cada cosa que quiero hacer tengo que conocer un comando largo que entiendo a la perfección  de pedo y solamente después de un par de decenas de años de estudio, que no me puedo equivocar en tipear y que debo ingresar en una consola de comandos, o saberme la ubicación de un icono de mierda y el nombre que lo identifica perdido en una maraña de menús entre otros iconos que  posiblemente se parezcan mucho y me cuesta identificar a golpe de vista?.
Cómo es que lo más parecido que han logrado hasta ahora para hacernos menos miserable la existencia sea estos menús inteligentes que buscan todo en todos lados y se activan con un click o combo de teclas (KDE lo tuvo primero. Windows, llegaste tarde) y en donde sólo encontrás lo que estás buscando si conocés previamente como se llama?

Y me siento estafado, a decir verdad. Sigo esperando una computadora la cual le pueda hablar y me entienda, una que me permita tirar el teclado y mouse a la basura. A la cual le pueda decir “Abrime la última planilla que estuve usando ayer” o “Con que programa puedo editar este video?” sin tener que acordarme como se llamaba una cosa o la otra. No por que no pueda, si no por que me lo prometieron. Putos los que escriben ciencia ficción.

Hace poco transcurrió el día en que Martin McFly vieja el futuro en volver al futuro, en dicho futuro y era todo MUY distinto. Yo no pido patinetas voladoras ni máquinas del tiempo ni zapatillas con cordones automáticos. No pido terminators, por que para eso todavía falta. Vamos por buen camino, pero falta.

 

Solo me sentí estafado y quería desahogarme. Toca seguir esperando, dejar de fumar y empezar a cuidar la próstata. A ver si llego.

 

Maldito Nerd

Informático por elección, linuxero por convicción, viejo y choto por que no queda otra, el tiempo pasa. Escribo sobre lo que mas me gusta: La música y las computadoras.

More Posts - Website - Twitter - Facebook - Google Plus

5 comentarios

  1. El día que las computadoras tengan una red neuronal símil humano (lo único que puede entender medianamente a un humano es otro humano o algo parecido) , como hal o skynet, va a ser el día que como tal ficción nos encontremos en un gran problema. Así que mejor mas que estafado: sentite aliviado.

    Y no hablo de misiles nucleares ni privación de oxígen de la habitación, hablo de levantarte un día y encontrarte con que tus preciados teras de colección desaparecierom porque se le cantó el orto hacerse un /harakiri , o te posteo todos tus maild en Twitter o de le dio por comprar packs de netflix con tu información de cuenta y cosas así

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *