Otro título sugerido: Antes era todo mas difícil, ahora me aburro.

Me siento un pelotudo escribiendo esto, pero acá va: Ya no los hacen como antes, cuando todo era mas difícil. Ahora simplemente lo enchufas y anda a la primera, sin tener que preocuparte si el conector es compatible, si la frecuencia compatible, si el voltaje es compatible, nada..

En un cubito condensadísimo de 5mm x 5mm meten toda la electrónica necesaria para que no importa que mierda le metas por la entrada, tengas siempre el mismo voltaje por la salida. Ya ni transformador pareciera hacer falta.

Me siento aún más pelotudo cuando pienso en que hace por lo menos diez años que antes de enchufar algo me fijo que diga 100-240v, indicando que cuando lo enchufe los 220v del suministro de energía eléctrica de Argentina no me va a volar los tres dedos que uso para rascarme la nuca, ni voy a morir electrocutado, ni se va a cortar la luz.

Siempre made in China y siempre compatible con todos los voltajes del mundo.

Siempre made in China y siempre compatible con todos los voltajes del mundo.

Al pedo. Todo al pedo. Todas las veces que me preocupé por mi integridad física durante los últimos diez años fue al pedo. Todo copula con todo. Siempre el sticker con las especificaciones dice 100-240v.

Continuar

Si vas a la documentación oficial de cualquier distribución de Linux y te leés el manual, tutorial. howto, wiki o lo que carajo sea que tengan en donde explican como hacer para instalar la tal o cual versión de Linux desde un dispositivo USB, vas a encontrarte que:

  • Son unos hijos de puta.
  • Tenés que seguir un procedimiento de por lo menos cuatro o cinco pasos.
  • Normalmente, tenés que tener un Linux previamente, ya sea instalado o desde LiveCD.
  • En muchos casos tenes que tener CD / DVD ROM.
  • Tenés que tener una noción relativamente avanzada de lo que estás haciendo para entender realmente que mierda estás haciendo y cuando algo falle puedas arreglarlo sobre la marcha.
  • Cuando algo falle: te cagas.
  • Son unos hijos de puta.

Si vas a un foro escrito por ciudadanos de a pié de la tal o cual distribución de Linux:

  • Son unos pelotudos.
  • Te van a mandar a utilizar aplicaciones third-party tipo unetbootbin.
  • Cuando algo falle, cagaste en serio.
  • Rara vez vas a encontrar usuarios lo suficientemente avanzados como para sacarte del barro si algo falla a menos que estés instalando una dsitro para usuarios avanzados, cosa que seguramente no, o no estarías leyendo esto.
  • Son todos unos pelotudos menos vos que estás leyendo y yo que escribí esto.
Esta es la foto mas boluda que pude encontrar al respecto pero se entiende: si tenés este pendrive no entendes nada de nada.

Esta es la foto mas boluda que pude encontrar al respecto pero se entiende: si tenés este pendrive no entendes nada de nada.

Acá, como no podía ser de otra manera, vengo a traerte la posta, la verdad de la milanesa. Derecho viejo: Del ISO que te bajaste al device USB sin pasos intermedios, sin vueltas, sin bullshit. Sirve también para Unix based cosos, tipo FreeBSD y etc.

Continuar

Otro título sugerido: me hice mi propio hosting, con putas y poker.

 

Ahí donde lo ven,  humilde y con contenidos que se fueron quedando desactualizados, con un theme de mierda, con posts que no le importan a nadie y que la mitad de la gente que me lee ni debe terminar de entender, mi blog supo tener en sus épocas mozas una cantidad de tráfico “razonable” para mis estándares. Incluso habiendo llegado tarde. Cuando los blogs ya eran cosa del pasado y estaban en pleno comienzo de la que sería la gran depresión luego de la cual la mitad de los grandes se quedaron en el camino, congelados, y la mitad de los chiquitos desaparecieron sin dejar rastro.

Del orden del par de miles de visitas únicas por día, superó ampliamente cualquier expectativa que yo pudiera haber tenido en su momento y me puso orgulloso. Parecía que lo que empezó –como tantas otras cosas en mi vida– por que se me cantó el forro de los huevos y “a ver que carajos sale de todo esto” le gustaba a una limitadísima cantidad de público y junto con la limitadísima cantidad de público vino el rankear medianamente bien en los buscadores y ahí, justo ahí, empezaron mis problemas.

 

Esta es la historia de todo lo que aprendí en estos 8 años sobre tener un Blog alojado en servidores contratados primero y en mi propio servidor en una conexión a internet pedorra por último, en donde corre desde hace mas o menos tres años (perdí la cuenta y no me importa demasiado tampoco), de todo lo que la parí, de las dificultades en las que me vi envuelto, y de como me desenvolví. Y esta última frase es un chiste pelotudo que le robé a Les Luthiers, si.

Continuar