Una cuestión no menor que me aqueja desde que empecé a querer este pedacito de papel virtual en el cual fuí plasmando mis divagues a lo largo de todos estos años es: Qué va a pasar con toda esta cantidad de información cuando ya no esté mas para administrarla? Léase: cuando me haya muerto o alguna cosa peor, tipo quedar parapléjico o ciego y manco a la misma vez. Todas cosas altamente probables si las comparamos con las chances que uno tiene de –por ejemplo-, ganarse la lotería o tropezar y quebrarse el tabique nasal contra las tetas de miss mundo.

 

BlockChain: la tecnología que va a permitir que este blog algún día, exista para siempre.

BlockChain: la tecnología que va a permitir que este blog algún día, exista para siempre.

 

Mentiría si dijera que me llena de orgullo. Posiblemente todo lo contrario. Uno no se enorgullece de lo pelotudo que era cuando era un pendejo pelotudo y con el hilachento me pasa algo parecido. De vez en cuando leo algún post viejo que escribí hace años y se me cae la cara de vergüenza, pero es así: El fin último de la vida es no morirse y en el medio crecer y mejorarnos para morirnos mas tarde que los que no crecieron ni se mejoraron y junto con mi crecimiento como persona este blog ha ido creciendo y mejorando de igual manera en lo que a mis estándares concierne y planeo que no se muera.

 

Entonces, como que le fuí tomando cariño. No sabía por qué ni para qué, ni todavía lo tengo demasiado claro o decidido. Solo quisiera que perdure.

 

 

Nada es gratis. Las diversas tecnologías que hacen funcionar a este blog me cuestan dinero real (El servidor, el nombre de dominio, etc) y otras que no me cuestan dinero real podrían y sin duda van a dejar de existir en algún momento. Cloudflare por ejemplo, sin el cual la pequeñísima instancia de Amazon que hace funcionar este blog no aguantaría parada mas de dos días consecutivos o el mismo WordPress, podría y estoy seguro va algún día a convertirse en obsoleto, y si no me creen acuerdense de Geocities.Continúa leyendo

 

Otro título sugerido: Orientación vocacional. Si no sabés que hacer de tu vida, elegí de la lista. Si tu trabajo es una mierda, sabé al menos que siempre se puede estar peor.

 

Hoy estaba viendo como se hace el trámite para solicitar el DNI en formato tarjeta, lo que se conoce como el nuevo DNI por cuestiones personales que no vienen demasiado al caso, pero que podría resumir en “estaba tratando de hacerle trampa al sistema”.

Cuando llegás al paso 4, te encontrás con que se te solicita tu nivel de educación y “ocupación habitual“, es decir, tu oficio o profesión. Cuando hacés click en el menú desplegable, encontrás que consta de casi 4100 oficios distintos o profesiones con las que uno podría ganarse el pan de cada día:

 

Unos hijos de puta - 4100 profesiones ditintas, tipo: "Espirales Contra Mosquitos Comerciante"

Unos hijos de puta – 4100 profesiones ditintas, tipo: “Espirales Contra Mosquitos Comerciante”

 

El registro nacional de las personas de la república argentina contempla todas las posibilidades. Somos así de grosos. Te podrás imaginar que para censar a cuarenta millones de tipos de los cuales la mitad son unos vagos de mierda y la otra mitad menores de 18, no podés dejar a nadie afuera, sea lo que sea que haga para ganarse el sustento.

Continúa leyendo

Traducido del anglosajón al criollo por quien suscribe, me encontré ayer con una lista de cosas con las que todos los que somos trabajamos muy duro en IT nos vamos a identificar de inmediato. Antes de que sigas leyendo, dejame avisarte: mas es menos, es decir; por cuantas mas de estas cosas te sientas tocado, mas miserable tu existencia.

Quien no mejoró así una PC?

¿Quien no mejoró así una PC?

A ver con cuales te das por aludido por que te tocaron, por que casi o por que (peor) te tocan en el trajinar del día a día:

Continúa leyendo