Otro título sugerido: Microsoft, la Concha de tu madre.

 

Microsoft no me cierra la sesión a pesar de que no tengo ninguna otra tab abierta o la sesión iniciada en ninguna otra instancia del browser.

Microsoft no me cierra la sesión a pesar de que no tengo ninguna otra tab abierta o la sesión iniciada en ninguna otra instancia del browser.

 

Esto me pasó hace unos días y es medio parecida a esa de Hotmail casi me deja sin cuenta por tenerla  demasiado larga, que escribí hace algunos años.

 

Continúa leyendo

Otro título sugerido: como cagarla por inactividad.

 

Tanto es el uptime de estos dos  a los que les tomé esta foto, hasta salen sonrientes, que cuando haya que reiniciarlos no van a volver nunca, y eso en el mejor de los escenarios (suponiendo que salgan bien parados del fsck que va a hacer si o si).

Tanto es el uptime que htop le agrega un (!) al lado, que es la forma políticamente correcta de hacerte saber que estás hasta las bolas. Que es virtualmente imposible que salgas ileso de esta, que por mucha buena suerte que tengas, si algo se podía romper, se va a romper.

 

Y así, es como luce una bomba de tiempo, versión servidor que corre Linux.

Y así, es como luce una bomba de tiempo, versión servidor que corre Linux.

 

Y a eso iba con el título de este post: si te dejas estar demasiado tiempo y no reinicias el servidor al menos una vez al año, cuando menos te lo esperes te va explotar en la cara, que es exactamente lo que me va a pasar a mí más tarde o más temprano.

Ya me enteraré, si es que me toca.

Otro título sugerido: como evitar que cryptolocker, locky, o el ransomware de turno te siga haciendo mierda encriptando todos los archivos de la red.

 

Es imposible que a esta altura del partido no te hayas encontrado nunca o hayas escuchado hablar de los virus que te encriptan los archivos secuestrándolos para pedir rescate.

Ransomware - montaje representativo

Ransomware – montaje representativo

 

El modelo de negocio al parecer funciona demasiado bien, por lo que existen diversas variantes, cada cual con mayor o menor grado de astucia y complejidad, pero en el fondo todas apuntan a lo mismo: encriptar todo lo que haya a mano e imposibilitar los métodos más obvios de recuperación, rompiendo volume shadow copy por citar un ejemplo, incluidos los shares de la LAN (los recursos compartidos de las computadoras o servidores de la red).

Cuando estás del lado de los que administran los servidores de la red, a la primera señal de que hay un cryptolocker en la LAN vas a querer salir corriendo a:

  • Desconectar la workstation infectada con él ransomware para aislarla de la red.
  • Apagar todos los directorios compartidos de la red para que ningún otro idiota vaya por error a abrir el ejecutable que infecta las PC y continúe la cadena.

Continúa leyendo

Otro título sugerido: como cortar clavos cortar bulones tirafondo de ocho pulgadas al reiniciar un servidor.

 

Esta si sos Linuxero, la tenés que conocer si o sí: ¡¡¡REInicia SUBnormal!!! (de acuerdo a la Wikipedia).

También te puedo remitir al artículo que escribí al respecto hace algunos años acerca de lo mismo: “[TIP] Linux nunca se cuelga y puedo probarlo.“.

 

Bueno, hoy vengo con la misma pero remota, que también se puede. Por que a veces Linux se traba tan pero tan jodido que no le sacás el palo de la rueda ni con el comando reboot, por que el comando también crashea o se queda trabado.

Esta se me ocurrió ayer, luego de no poder reiniciar un servidor que quedó paralítico después de que se le murió un disco. Cuando te pasa esto, es probable no puedas –como me pasó a mi– ni siquiera ejecutar el comando para mandar a reiniciar el servidor, sea shutdon, init o reboot. Las bolas, no se reinicia y todo se queda trabado.

Mandando a reiniciar ese servidor que se hace el duro desde la comodidad de tu casa

Mandando a reiniciar ese servidor que se hace el duro desde la comodidad de tu casa

 

Una vez mas: REISUB al rescate.

Así como ponés al Kernel en modo System Request (Un modo al que el kernel responderá ni importa que cosa sea que esté haciendo) para comandarlo con combos de teclas, también podés comandarlo mediante la consola de comandos, lo que posibilita que en determinadas circunstancias como la que te contaba me pasó ayer, puedas mandar el combo de teclas equivalente a la fatality (ALT + SysRQ/PrnScrn + O/B) cómodamente desde el sillón de tu casa, sin haber despegado nunca el culo del antes mencionado ni haber tenido que ir hasta el servidor a hacharle el cable power al grito de “apagate sorete!”.

Lo que sigue es el equivalente a estar presente con toda la parsimonia y presionar el botón de reset. Cosa particularmente útil además si consideramos que prácticamente ningún servidor tiene en realidad un botón de reset y para eso está el ILO/iDRAC/IMMS y etc.

 

Paso 1: poner al kernel en modo System Request:

echo 1 > /proc/sys/kernel/sysrq

 

Paso 2: cruzar los dedos e ir aprontando todo lo necesario para viajar hasta el lugar de la reparación cuando el servidor no vuelva del reboot y no te funcione la credential del KVM IP.

 

Paso 3 (a.k.a: Release the Kraken!), mandar a rebootear:

echo b > /proc/sysrq-trigger

 

¿Te sirvió? ¿Te salvé el culo? De nada, ¿Eh?.

Y por si no era super-obvio, también responde a todos los demás comandos de SysRQ por la misma vía, entonces podés por ejemplo sincronizar los discos, vaciar todas las caché y desmontar todo antes de reiniciar, por ejemplo.