Una cuestión no menor que me aqueja desde que empecé a querer este pedacito de papel virtual en el cual fuí plasmando mis divagues a lo largo de todos estos años es: Qué va a pasar con toda esta cantidad de información cuando ya no esté mas para administrarla? Léase: cuando me haya muerto o alguna cosa peor, tipo quedar parapléjico o ciego y manco a la misma vez. Todas cosas altamente probables si las comparamos con las chances que uno tiene de –por ejemplo-, ganarse la lotería o tropezar y quebrarse el tabique nasal contra las tetas de miss mundo.

 

BlockChain: la tecnología que va a permitir que este blog algún día, exista para siempre.

BlockChain: la tecnología que va a permitir que este blog algún día, exista para siempre.

 

Mentiría si dijera que me llena de orgullo. Posiblemente todo lo contrario. Uno no se enorgullece de lo pelotudo que era cuando era un pendejo pelotudo y con el hilachento me pasa algo parecido. De vez en cuando leo algún post viejo que escribí hace años y se me cae la cara de vergüenza, pero es así: El fin último de la vida es no morirse y en el medio crecer y mejorarnos para morirnos mas tarde que los que no crecieron ni se mejoraron y junto con mi crecimiento como persona este blog ha ido creciendo y mejorando de igual manera en lo que a mis estándares concierne y planeo que no se muera.

 

Entonces, como que le fuí tomando cariño. No sabía por qué ni para qué, ni todavía lo tengo demasiado claro o decidido. Solo quisiera que perdure.

 

 

Nada es gratis. Las diversas tecnologías que hacen funcionar a este blog me cuestan dinero real (El servidor, el nombre de dominio, etc) y otras que no me cuestan dinero real podrían y sin duda van a dejar de existir en algún momento. Cloudflare por ejemplo, sin el cual la pequeñísima instancia de Amazon que hace funcionar este blog no aguantaría parada mas de dos días consecutivos o el mismo WordPress, podría y estoy seguro va algún día a convertirse en obsoleto, y si no me creen acuerdense de Geocities.Continúa leyendo

La última vez que utilicé la consola de linux para bajar torrents, todavía no existía ni el concepto ni el formato “magnet”. Así que imagínense, estoy hablando de la época en que el arco iris salía en blanco y negro, los truenos no eran Dolby 5.1 y los relámpagos eran a querosene.

Por aquel entonces, la pirateaba usando ctorrent. Un programita de mierda escrito en C y que no pesa mas de 200K aproximadamente, y que apostaría hasta 25 centavos de peso argentino a que todavía funciona.

Hoy me encontré nuevamente con la necesidad, las ganas mas bien, de torrentear de nuevo. Obviamente. como buen viejo choto que soy, lo primero que intenté fué subirme al Ford Falcon:

~# ctorrent
-bash: /usr/bin/ctorrent: No existe el fichero o el directorio

Nada, ni lo tenía instalado. Testarudo y viejo choto le mandé entonces un:

apt-get install ctorrent

Al pedo, ctorrent no soporta magnet links. Nunca los soportó ni parece que lo vaya a hacer.

 

deluge - el cliente torrent para la consola de Linux que hay que tener.

deluge – el cliente torrent para la consola de Linux que hay que tener.

 

Buscando alternativas, vengo con la que encontré y que funciona perfectamente, magnet links incluídos. Que podés usar desde cualquier servidor donde no tengas monitor y solo haya acceso SSH (léase raspberry pi y similares), y que tiene bien poco que envidiarle a esos clientes torrent para Windows tipo uTorrent.

Continúa leyendo

 

Otro título sugerido: “Cron: la puta que te parió, cron.”

 

Hace ya un par de años, escribía acerca de como aprenderse la sintaxis de cron es un reverndísimo dolor de huevos  y de como estoy seguro que me tomó años.

 

Hoy vengo con un post cortito. Para todo aquel que no se maneja la crontab como chancho por su casa y todavía tiene que googlear como hacer cada cosa. Para todo aquel que sufra de paja mental y prefiera un asistente. Para todo aquel que odie visceralmente a *nix y sus crontabs. Para todo aquel que recién se desayuna con esta basura de los crones y no sabe ni por donde empezar y para un interminable etcétera: CronTab.Gurú. Cron, hecho fácil y a prueba de idiotas:

 

crontab.guru - El asistente para la creación de crontabs que hace que utilizar cron sea el equivalente a coser y cantar.

crontab.guru – El asistente para la creación de crontabs que hace que utilizar cron sea el equivalente a coser y cantar.

 

Crontab.gurú te la hace fácil. Ahora por fin podés ir a una reunión de LInuxeros y presumir de como corrés un cron el penúltimo día de cada Febrero solamente si el año es bisiesto. Por que parece que no sos el único que se vió en la necesidad de implementar un cron complejo y la tuvo que pensar mucho. Alguien con las bolas lo suficientemente infladas fue y lo automatizó.

Alguien a quien todos los que tenemos que pensar en crones sin duda le vamos a estar eternamente agradecidos.