Nunca, pero lo que se dice nunca jamás de los jamases, me llamaron la atención las películas de zombies. A sabiendas de que existen fanáticos del género, podría decirse que soy un anti-fanático.

Si tengo que elegir entre ver una de zombies y una comedia que ya vi, seguramente elija la película repetida. Tampoco soy muy amigo del Goreaunque me saco el sombrero ante SAW, el juego del miedo pero solamente la 1– y de nuevo, seguramente elegiré cualquier otra donde la gente no explote a escopetazos a la primera oportunidad, si me dan opción.

Tampoco fuí nunca afín a las novelas esas de nunca acabar en donde un sinfín de vericuetos hace que los hermanos se garchen entre si, se maten entre si, se despojen de toda propiedad terrena entre si o simplemente se garchen a sus progenitores y viceversa, todo lo anterior en medio de los celos y sospechas de los respectivos cónyuges y la mucama que lleva y trae, sin llegar nunca a enterarse de que existía un vínculo sanguíneo hasta el ante-penúltimo capítulo, justo antes de que la huérfana se quede con el multimillonario.

Si no resumí todas las telenovelas de los últimos 20 años en esos 6 renglones, me avisan.

The Walking Dead - El amor en los tiempos de sarampión.

The Walking Dead - El amor en los tiempos de sarampión.

Vaya uno a saber como fué que pasó pero en algún momento durante el año pasado me encontré viendo en Cuevana –cuando todavía andaba y no se caía a pedazos como ahora– el primer episodio de la primera temporada de The Walking Dead de la cadena televisiva AMC.

De nuevo una de Zombies, si, pero esta era distinta por que no se centraba en los Zombies si no en la convergencia de las relaciones humanas en un futuro post-apocalíptico.

¿Los Zombies y las explosiones de sesos contra la cámara? Accesorios diría yo y bien podrían haber sido cucarachas mutantes o lagartos extraterrestres, daría lo mismo pero le agregaba ese toque de acción necesario para que la cosa no se ponga aburrida.

Y me anganchó, y mal.

Cuando quise acordar ya me había puesto al día y esperaba con ansias el capítulo de la semana siguiente, así terminó la primera temporada, hubo un parate como en toda serie que se precie y arrancaron de nuevo. Para la temporada 2 el guionista se puso en estrella y pidió aumento así que lo fletaron de un patadón en el culo y contrataron a Alberto Migré en su lugar.

El resultado es la cosa mas bizarra que haya visto en mi vida, una telenovela mas del montón solo que llena de Zombies, cowboys que los matan con ithacas y un chino que tiene mas culo que cabeza y que lleva como 20 capítulos escapándose de los mordiscones así que ya le toca.

Así y todo, cada tres capítulos se vuele a poner interesante y como tenía pendiente recomendarla hoy decidí dedicarle unos minutos.

No importa si sos como yo, si no te va el Gore o no te gustan las “de zombies”, esta serie te va a gustar. Se vende como “de horror” pero claramente la mano viene por otro lado.

Por las dudas que seas de los impresionables, dejo abiertos los comentarios para que me vengas a insultar ante el primer desmebramiento con una motosierra.

Estoy exprimendo a Cuevana a mas no poder. Combinando el método que publiqué antes para descargar desde Cuevana ahora que ya no puedo bajar desde la misma página con jdownloader, todas las noches me clavo una película justo después de acostarme.

Hace unos días tuvimos una de esas discusiones entre amigos sobre cual era para cada uno de nosotros “La mejor película que hayas visto en tu vida”. Después de mucho divagar llegamos a la conclusión que decir que hay una sola película que es “la mejor de todas” es imposible. Cada uno tenía por lo general dos o mas películas que consideraba de lo mejorcito.

De esa charla justamente, saqué varios títulos que nunca había visto y que –abusandome de Cuevana– estoy viendo a un promedio de una por noche. Todas muy buenas.

Ahora, aprovechando este Blog y la nueva categoría Cine que estamos estrenando, me gustaría trasladar esa misma premisa a ustedes los lectores:

¿Cuales son las que a tu parecer son las mejores películas que hayas visto en tu vida?

No tienen necesasriamente que ser tres. Pueden ser mas o menos, todas las que consideres necesarias. Es una pregunta complicada, lo sé, de hecho, definir esta lista de las tres películas que mas me gustarion me llevó su tiempo, lo tuve que pensar bastante, así que para dar el puntapié inicial, estas son –sin algún orden en particular– mis tres películas preferidas, las que ya ví tantas veces que perdi la cuenta y todavía no me canso:

Groundhog Day – El día de la marmota:

Phil Connors y Punxstawnwey Phil (la marmota) al volante en una de las escenas mas desopilantes de toda la película.

Phil Connors y Punxstawnwey Phil (la marmota) al volante en una de las escenas mas desopilantes de toda la película.

Sinopsis: Phil, hombre del tiempo de una cadena de televisión, es enviado un año más a Punxstawnwey, a cubrir la información del festival de El día de la marmota. En el viaje de regreso, Phil y su equipo se ven sorprendidos por una tormenta que les obliga a regresar a la pequeña ciudad. A la mañana siguiente, al levantarse, Phil escucha en el radiodespertador el mismo programa que la mañana anterior…

Y como no podía ser de otra forma, pueden Ver el día de la marmota en Cuevana.


The Matrix – Matrix:

Neo, el protagonista, en el preciso instante en que distorsiona la realidad a su antojo.

Neo, el protagonista, en el preciso instante en que distorsiona la realidad a su antojo.

Sinopsis: Un programador pirata recibe un día una misteriosa visita… Nada más se debe contar de la sinopsis de Matrix. Es más, si todavía no la ha visto, no deje que nadie le cuente qué es Matrix. Porque gran parte del éxito mundial de esta fascinante y entretenidísima película se basa en su original guión, asombrosa idea producto de la era tecnológica en la que vivimos. Si a ello le unimos su revolucionaria estética -con espectaculares y trepidantes escenas de acción nunca vistas en el género-, tendremos el porqué de la consagración de esta deslumbrante cinta fantástica como el mayor film de culto de final de siglo. Puede que en unos años quede obsoleta, pero para entonces ya nada nos hará olvidar el día que descubrimos qué es Matrix…. y a aquella Carrie-Anne Moss embutida en cuero, auténtico hielo -que de frío quema-, la más sexy heroína de estos tiempos cibernéticos.

De nuevo, pueden ver The Matrix en Cuevana.

 

Great Expectations – Grandes esperanzas:

Stella, desde pequeña entrenada para matar y siempre vestida de verde.

Stella, desde pequeña entrenada para matar y siempre vestida de verde.

Sinopsis: Nueva adaptación -en clave moderna- de la famosa novela de Dickens, que ya llevara a la pantalla el gran David Lean, y que relata la historia de un joven humilde que es enviado a Nueva York para convertirse en un gran artista, gracias al dinero de un desconocido benefactor. Desde que, siendo niño, el joven Finn (Ethan Hawke) pone sus ojos en la bella Estella (Gwyneth Paltrow), ella se convierte en su inspiración como pintor y en su obsesión durante todo su tránsito desde la adolescencia hacia la madurez.

Ver Great Expectations en Cuevana.

 

La conclusión que saco de todo lo anterior es que desde el año 2000 en adelante y hasta esta parte no encontré ninguna película que me marcara tanto como alguna de estas tres anteriores. ¿Será por la época de transición en la que me encontraba por aquel entonces o será que realmente Hollywood está en decadencia?

Ahora le toca a ustedes. Los escucho.

“La fé es un permiso para no pensar, para actuar irracionalmente. No pienses, Dios ya lo hizo por vos, obedece, está todo escrito en el libro.”

Ayn Rand, la filósofa y pensadora detrás de la corriente del objetivismo.

Especie de prefacio, como si fuera  un libro en vez de un blog:

Este es un artículo que tengo pendiente de escribir desde hace meses. 4 meses para ser mas exacto. El muy puto se me escurría de entre los dedos. Varias veces empecé a darle forma mentalmente antes de sentarme a escribir –ejercicio que he descubierto me abstrae de los despelotes de la realidad y me relaja mas que 3 horas consecutivas de Spá o media hora de otro tipo de actividades innombrables en este que es un blog decente– pero el resultado no me cerraba y quedaba pendiente.

Eso fué hasta hoy, que leí en las noticias que un pelotudo anda diciendo -otra vez- que estamos hasta las tutucas, que nos vamos al bombo, que San Sefiní.

Una de esas gotas rebalsadoras de vasos, la que me trajo hasta acá.

¿Alguien vió un momento mas memorable que este en una película de terror?

¿Alguien vió un momento mas memorable que este en una película de terror?

 

 

¿Que sería de nosotros, los grandes consumidores compulsivos de material Holliwoodense sin tantas religiones? Estaríamos perdidos…Continúa leyendo

***ACTUALIZACION 18/11/2011***

No sigas leyendo, el método que describo en este artículo ya no funciona.

En su lugar, seguí estas instrucciones o dejate de pendejadas y usá Guicavane.

****************************************

Esto va a sonar muy estúpido pero hasta hace casi nada, yo no sabía que se podía bajar directamente desde Cuevana.tv así que me las ingeniaba –o eso creía yo– para descargar el archivo directamente y los subtítulos por otro lado como ya expliqué en este otro post sobre como aprovechar el caché del navegador para reproducir la película desde ahí mismo.

Mas adelante perfeccioné el método, lo volví mucho mas efectivo, con lo que me sentí 20 veces mas estúpido cuando mi hermano me dijo:

– Pero boludo, ¿No viste el botón que dice DESCARGAR ahí abajo?

El que ríe último, ríe mejor, hermano mío, que se que leés el blog.

Como ahora yo si puedo descargar de Cuevana y vos no por que eliminaron la opción descargar, describo el procedimiento a grandes rasgos y a modo de mini-tip para vos y para toda la posteridad que quiera habitar esta que por ahora es tierra de nadie:

¿Por que no se puede descargar video directamente de Cuevana.tv?

Facil: Por que no conocés la URL a la que apunta el enlace al que hacés click cuando elegís tal o cual servidor para la descarga y la gente detrás de Cuevana ha puesto su mejor esfuerzo para que así sea.

¿Como conocer la URL del enlace en cuestión?

Mas facil aún:

  1. Click con el botón derecho sobre el servidor de tu preferencia y click en “Copiar la dirección del enlace”.
  2. Click en la barra de direcciones y CTRL + V o botón derecho/pegar para pegar la dirección que copiaste en el paso anterior.
  3. Enter para cargar esta nueva dirección. Esto debería cargarte en pantalla únicamente el reproductor de Cuevana, sin toda la parafernalia que lo rodea normalmente.
Luego de copiar la dirección del enlace y pegarla en la barra de direcciones se abre el reproductor de Cuevana a pantalla completa

Luego de copiar la dirección del enlace y pegarla en la barra de direcciones se abre el reproductor de Cuevana a pantalla completa

 

 

Ahora si, click sobre el servidor de tu preferencia y a estar atento: Ni bien cambie la dirección escrita en la barra de direcciones por otra que menciona Megaupload, Filefactory, Bitshare, etc, en función del servidor de tu preferencia, detener el proceso de carga haciendo click en el botón de detener del navegador.

La que aparece en pantalla luego de detener el navegador es la URL de descarga, seleccionar y copiar todo hasta justo antes del signo "&"

La que aparece en pantalla luego de detener el navegador es la URL de descarga, seleccionar y copiar todo hasta justo antes del signo "&"

 

 

Esta que apareció en pantalla es la dirección desde la cual el reproductor de Cuevana descarga el archivo para reproducir. Esta es la dirección que vas a usar en definitiva para poder descargarlo por tu cuenta. Hay que copiar todo hasta justo antes del primer signo “&”:

Esta es la dirección de descarga del archivo para poder reproducir comodamente mas adelante.

Esta es la dirección de descarga del archivo para poder reproducir comodamente mas adelante.

Una vez copiado el texto anterior en el portapapeles, es tan facil como abrir otro navegador cualquiera que tengas instalado y pegar allí para descargar, o pasar Firefox a modo “Navegación privada” con CTRL + SHIFT + P y pegar el texto copiado o pegarlo en JDownloader, etc.

Obviamente, a los subtítulos sí, los bajás usando el botón “Descargar” que tiene la página a tal efecto.