Otro título sugerido: como cagarla por inactividad.

 

Tanto es el uptime de estos dos  a los que les tomé esta foto, hasta salen sonrientes, que cuando haya que reiniciarlos no van a volver nunca, y eso en el mejor de los escenarios (suponiendo que salgan bien parados del fsck que va a hacer si o si).

Tanto es el uptime que htop le agrega un (!) al lado, que es la forma políticamente correcta de hacerte saber que estás hasta las bolas. Que es virtualmente imposible que salgas ileso de esta, que por mucha buena suerte que tengas, si algo se podía romper, se va a romper.

 

Y así, es como luce una bomba de tiempo, versión servidor que corre Linux.

Y así, es como luce una bomba de tiempo, versión servidor que corre Linux.

 

Y a eso iba con el título de este post: si te dejas estar demasiado tiempo y no reinicias el servidor al menos una vez al año, cuando menos te lo esperes te va explotar en la cara, que es exactamente lo que me va a pasar a mí más tarde o más temprano.

Ya me enteraré, si es que me toca.

La última vez que utilicé la consola de linux para bajar torrents, todavía no existía ni el concepto ni el formato “magnet”. Así que imagínense, estoy hablando de la época en que el arco iris salía en blanco y negro, los truenos no eran Dolby 5.1 y los relámpagos eran a querosene.

Por aquel entonces, la pirateaba usando ctorrent. Un programita de mierda escrito en C y que no pesa mas de 200K aproximadamente, y que apostaría hasta 25 centavos de peso argentino a que todavía funciona.

Hoy me encontré nuevamente con la necesidad, las ganas mas bien, de torrentear de nuevo. Obviamente. como buen viejo choto que soy, lo primero que intenté fué subirme al Ford Falcon:

~# ctorrent
-bash: /usr/bin/ctorrent: No existe el fichero o el directorio

Nada, ni lo tenía instalado. Testarudo y viejo choto le mandé entonces un:

apt-get install ctorrent

Al pedo, ctorrent no soporta magnet links. Nunca los soportó ni parece que lo vaya a hacer.

 

deluge - el cliente torrent para la consola de Linux que hay que tener.

deluge – el cliente torrent para la consola de Linux que hay que tener.

 

Buscando alternativas, vengo con la que encontré y que funciona perfectamente, magnet links incluídos. Que podés usar desde cualquier servidor donde no tengas monitor y solo haya acceso SSH (léase raspberry pi y similares), y que tiene bien poco que envidiarle a esos clientes torrent para Windows tipo uTorrent.

Continuar

 

Otro título sugerido: “Cron: la puta que te parió, cron.”

 

Hace ya un par de años, escribía acerca de como aprenderse la sintaxis de cron es un reverndísimo dolor de huevos  y de como estoy seguro que me tomó años.

 

Hoy vengo con un post cortito. Para todo aquel que no se maneja la crontab como chancho por su casa y todavía tiene que googlear como hacer cada cosa. Para todo aquel que sufra de paja mental y prefiera un asistente. Para todo aquel que odie visceralmente a *nix y sus crontabs. Para todo aquel que recién se desayuna con esta basura de los crones y no sabe ni por donde empezar y para un interminable etcétera: CronTab.Gurú. Cron, hecho fácil y a prueba de idiotas:

 

crontab.guru - El asistente para la creación de crontabs que hace que utilizar cron sea el equivalente a coser y cantar.

crontab.guru – El asistente para la creación de crontabs que hace que utilizar cron sea el equivalente a coser y cantar.

 

Crontab.gurú te la hace fácil. Ahora por fin podés ir a una reunión de LInuxeros y presumir de como corrés un cron el penúltimo día de cada Febrero solamente si el año es bisiesto. Por que parece que no sos el único que se vió en la necesidad de implementar un cron complejo y la tuvo que pensar mucho. Alguien con las bolas lo suficientemente infladas fue y lo automatizó.

Alguien a quien todos los que tenemos que pensar en crones sin duda le vamos a estar eternamente agradecidos.

 

 

La que sigue es un clásico: A Microsoft le importa tres carajos si lees o no el acuerdo de licencia del instalador. De hecho pareciera que por el contrario, lo que quieren es que no leas nunca el acuerdo de licencia si no que solamente lo aceptes.

 

400 líneas de acuerdo de licencia para leer en un cuadradito donde solamente entran tres renglones. Buena suerte con eso.

400 líneas de acuerdo de licencia para leer en un cuadradito donde solamente entran tres renglones. Buena suerte con eso.

Te meten trescientas líneas de licencia donde te avisan que si aceptas tenes que entregar todo lo que más te importa en el mundo, en un cuadradito en el que solamente caben tres renglones de mierda, cosa de imposibilitarte todo lo más posible que puedas leer el acuerdo para decidir si lo vas a aceptar o no.

No es que me importe, claro. De hecho a nadie en el mundo le importa. El que haya leído un acuerdo de licencia antes de instalar un programa, que tire la primera piedra, pero:

 

Que hijos de puta.

 

El huevo o la gallina? Que fue primero? Los acuerdos de licencia de microsoft vienen en scroll boxes bien chiquitas por qué nadie nunca en su puta vida los lee o como nadie los lee ya ni te los hacen leer?

Me imagino más probable esto último y en tal caso, para que recontra remil mierdas hay que hacer dos clicks antes de instalar cada cosa a razón de uno para tildar “acepto” y otro para presionar el botón de siguiente?

Acá el que seguramente tenga la posta sea un abogado, un especialista en derecho de software. A mí, mientras tanto, me tienen las bolas llenas.